El Árbol sobre la Colina

Bringing back the forgotten flowers to Reality

Sin ti

Published by Olalla Gabrielle under , , on 17:23

Toco a tu puerta

vacía, nula, inexpugnable.

¿Puedes darme hoy una vida,

huída secreta de la vida mía?

Son muchos los años en los que me ahogo

-No es broma que nací vieja-

y las alas se empiezan a marchitar.

Déjame despertar en lecho ajeno

-No es invitación al goce austero-

para intentar vestirme de la sonrisa fugada.

Canto porque no tengo otra opción.

Y grito, agonizando en delirio.

Como la santa Ofelia

por la cordura y su amante abandonada.

Una vez se ha marchado la Virtud

-¡No sonrías! Que la dejas escapar-

son las figuras las que empiezan a faltar.

Y somos un vals de juegos repetidos

-Tuya es mi sonrisa nocturna favorita-

cantando el viejo coro de redención con besos.

Oh Vida incesante que ciega se va.

Vida mía, continuo tormento, que insiste en no faltar.

¿Puedes darme hoy una Noche,

como deseo postrero del condenado en prisión?

Dame en una Noche los sueños cautivos, esquivos,

-son besos, el frio, el silencio perfecto, tú y yo-

una Noche de única vida para el atestado corazón.

Déjame ver el borde del abismo, la casa del lago,

-Oh desvanezco en la fiebre de la Nada, tus ojos-

la mesa servida, tu dulce, real mirada

para gritar aterrada en el final lastimero,

arrepentida, viva, inacabada,

vacía, nula, inexpugnable...

Sin ti.


Es gracioso y triste

Published by Olalla Gabrielle under , , , on 23:40

Es gracioso y triste a la vez.

Pienso en el futuro y las manos tiemblan presurosas.
Pienso en el pasado y mi corazón presiona sin piedad.
Pienso en mi presente y las lágrimas empiezan a llamar.

Recuerdo esa tarde de colores,
de calores consagrados, mezquinos y deseados,
en las que mi labio fue dado en prenda de amor.
Y mi alma fue donada, sin esperar respuesta.
De hecho, esa desdeñosa respuesta nunca apareció.

Es gracioso y triste a la vez.

Mi corazón ha muerto, esa es mi esperanza,
y con el peso de las horas, las malas pasadas,
los ajenos deseos, las rimas paganas,
sigue suspirando por el sueño que se va,
por los escenarios alternos que contigo están,
las vidas apagadas por el deseo y la curiosidad,
y todos esos ideales que la inocencia como el Viento se llevó.

Y es triste el confesarlo sin premura.

Y es gracioso admitirlo sin derecho a redención.

Pero el corazón yace solitario y dice quererlo estar,
demasiado pesado para ponerlo andar,
demasiado cursi para hacerlo despertar,
que gracioso, triste...
Ya no halla nunca paz.


Sanatorio III Delirios

Published by Olalla Gabrielle under , , on 19:18

Dulce sufrimiento... Make me cry.
El frío no es más intenso
que cuando las lágrimas se van.
Y el calor de la razón,
incesante, si color,
no es más inesperado, ni más insoportable...
Y no me siento más lejos, más viva,
que cuando camino a la orilla
de la prudente elocuencia y me voy con el Mal.
Y no me siento más redimida,
que cuando escucho voces a lo lejos
como espejismos de un infierno tornado en Beldad...
Y no me siento más prisionera
que cuando ato a mi pecho la llave
y mientras canto, nadie llama que quiera entrar.

Picture: Eine moderne Ophelie, Smantha Pllari, My dear Delilah.